¡Bienvenido!

Este blog es para ayudar a los Cristianos que saben que no deben pagar por su Salvación pero se sienten confundidos por la mentira de un diezmo en efectivo. Es ridídulo asumir que un novio le va a pedir 10% del ingreso a su prometida. De igual manera Jesús (El Novio) JAMÁS ha pedido que Su Iglesia (La Novia) le pagara un diezmo en efectivo. No existe manera de merecer el amor de Dios sin embargo El nos ama. Tal amor es incomprensible. Solo resta humillarnos y rendirnos a El sin pretexto alguno.

sábado, 13 de mayo de 2017

Abraham Diezmo Antes de la Ley


Abraham Diezmo Antes de la Ley

Vea este mensaje en YouTube:  https://youtu.be/n3eyXqNYtNU

            Hola, soy el Rev. Ortiz, y este es el estudio: Abraham Diezmo Antes de la Ley.

            En un intento por ligar el diezmo con la fe Cristiana, los amantes del dinero contienden que el diezmo de Abraham precede a la Ley.  Y debido a esto, ellos se han creído que el diezmo de Dios no es parte de Su Ley.  Y de manera torcida interpretan que esto significa que los Cristianos tienen que diezmar sus ingresos.  Ahora, simplemente porque el diezmo de Abraham preceda a la Ley, no significa que el diezmo automáticamente se hace parte de la fe Cristiana.  Tampoco significa que el diezmo de Dios no sea parte de Su Ley.

Por esto ahora yo les presento hechos que han sido convenientemente ignorados por los amantes del dinero…

Hecho: Al no existir la ley tampoco existía la obligación de diezmar.  Por tanto, el diezmo de Abraham fue un acto de voluntad propia.  De acuerdo a este hecho, los Cristianos no están obligados a diezmar.  Y si lo hacen, es un acto de voluntad propia, porque no existe obligación.

Hecho: El diezmo de Abraham fue un regalo, no un pago.  Veamos Génesis 14:20b, “Abram le dio el diezmo”.  Melquisedec no le pidió el diezmo a Abraham.  Ni siquiera Dios le dijo a Abraham que diezmara.  Nadie le dijo a Abraham que diezmara.  Por lo tanto, debemos preguntarnos, ¿Por qué será que a los Cristianos se les está exigiendo que diezmen?

Hecho: Abraham hizo muchas cosas antes que existiera la Ley, eso no significa que nosotros tengamos que hacer las cosas que el hizo.  Por ejemplo: Abraham se circuncidó antes de la Ley.  Por tanto, si los Cristianos tienen que diezmar, simplemente porque Abraham diezmo antes de la Ley, entonces los Cristianos tienen que ser circuncidados, ya que la circuncisión de Abraham también precede a la Ley.  Y siendo que Dios ordenó la circuncisión de Abraham, ¿No sería más lógico que nosotros promoviéramos la circuncisión mandatoria de Abraham, antes que su diezmo voluntario?

Hecho: Abraham diezmó el botín de guerra—no su ingreso.  Lea Hebreos 7:4.  Por tanto, si vamos a imitar el diezmo de Abraham, tenemos que primero ir a la guerra; segundo, asegurarnos de ganar la guerra (ya que de otra modo moriríamos); y tercero, diezmar el botín.  Yo recomiendo que no imitemos el diezmo de Abraham, ya que “a paz nos llamó Dios.” 1ra Corintios 7:15b.  Dejemos que “la paz de Dios gobierne en nuestros corazones.”  Colosenses 3:15a.  Y no la guerra.

Hecho: Abraham era rico (lea Génesis 13:2) sin embargo nunca diezmó de sus riquezas.  Su único diezmo fue del botín de guerra.  Por tanto, es un acto de decepción el decirle a los Cristianos que diezmen sus ingresos, sabiendo muy bien que el diezmo de Abraham no tenía absolutamente nada que ver con su ingreso.

            Y aquí está el hecho más importante que quiero compartir con ustedes…

            Hecho: El diezmo de Abraham resultó de circunstancias que ocurrieron sólo una vez en su vida y jamás volvieron a repetirse.  Por lo tanto, de acuerdo a la evidencia Bíblica, Abraham diezmo sólo una vez en su vida.  Sin embargo, los pastores constantemente le exigen a los hijos de Dios que le paguen un diezmo de sus ingresos, semana tras semana, mes tras mes y año tras año—¡Por el resto de sus vidas!  La verdad es que Abraham diezmó sólo una vez en su vida.  Y cualquiera que no crea esto queda retado a escribirme un comentario con el versículo Bíblico donde ellos encuentran que Abraham diezmo en otra ocasión.

            Hecho: Muchos razonan que Abraham es el padre de la fe (tanto así que se circuncidó por fe) y nosotros somos sus hijos por fe; entonces, ¿No deberíamos diezmar por fe?

                La contestación a esta pregunta es no, porque “la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.  Hebreos 11:1.  Y siendo que Abraham ya tenía la victoria, su diezmo era un asunto de hechos, no de fe.  Por tanto, Abraham no usó la fe para diezmar.

            De igual manera, los Israelitas nunca diezmaron por fe.  La Tierra Prometida ya les pertenecía.  Ellos vivían en ella y la cultivaban.  Cada año esperaban recibir la cosecha antes de diezmar.  Si la cosecha era pequeña, su diezmo era pequeño, si la cosecha era grande, su diezmo era grande.  La fe no era un requerimiento.  El requerimiento para diezmar era ser dueño de la tierra.

            Vergonzosamente, el amor al dinero ha causado que muchos ministros utilicen esta historia para obtener ganancias monetarias.  En su avaricia han pasado por alto la enseñanza tipológica de Cristo, contenida en esta historia de guerra.

            Por eso ahora les presento un diamante escondido—Abraham como tipología de Jesús.




Abraham

Dejó su hogar y sirvientes
Viajó cientos de millas en la antigüedad
Para rescatar a Lot de su necedad
Luchó por las almas, y no por dinero
Luchó contra lo imposible: cinco reyes
Ganó la guerra que Lot no pudo ganar
Salvó a la gente
Dio libertad a la gente
Se encontró con el Sacerdote de Salem (que es Jerusalén)
Le dio el diezmo del botín al sacerdote
Diezmó sólo una vez en su vida

Jesús

Dejó su hogar y sirvientes
Viajó del cielo a la tierra
Para rescatarnos de nuestra necedad
Luchó por las almas, y no por dinero
Luchó contra lo imposible: Satán, Principados
Ganó la guerra que no podíamos ganar
Salvó a la gente
Dio libertad a la gente
Se encontró con el Dios de Jerusalén (que es Salem)
Se dio en lugar de nuestro diezmo a Dios
Pagó el precio de salvación una sola vez


            Sin duda, Abraham era una sombra del Cristo que habría de venir.



            Algunos se estarán preguntando si acabo de decir que Jesús es nuestro diezmo.  Y están en lo cierto.  Para mas detalles, por favor de ver el corto video titulado, “Jesús es Nuestro Diezmo.”



            Pero no tienen que tomar mi palabra.  Yo les exhorto a que perseveren en el estudio de las Escrituras y le permitan al Espíritu de Dios que les enseñe, “cosas grandes y ocultas que ustedes no conocen.” Jeremías 33:3.



Y si mis estudios le han sido de bendición, por favor compartan estos cortos videos con otros.  Su ayuda es necesaria para que el Cuerpo de Cristo conozca de este recurso.



            Unidos podemos remover las piedras de tropiezo y dejar “que fluya… la justicia como arroyo inagotable”.  Amós 5:24b.



            Gracias por escuchar.  Hasta la próxima.  Dios les Bendiga.

No hay comentarios: