¡Bienvenido!

Este blog es para ayudar a los Cristianos que saben que no deben pagar por su Salvación pero se sienten confundidos por la mentira de un diezmo en efectivo. Es ridídulo asumir que un novio le va a pedir 10% del ingreso a su prometida. De igual manera Jesús (El Novio) JAMÁS ha pedido que Su Iglesia (La Novia) le pagara un diezmo en efectivo. No existe manera de merecer el amor de Dios sin embargo El nos ama. Tal amor es incomprensible. Solo resta humillarnos y rendirnos a El sin pretexto alguno.

domingo, 1 de octubre de 2017

Testimonio del Diezmo


Vea este mensaje en YouTube: https://youtu.be/Xp1jAvC56D0

Testimonio del Diezmo



Hola, soy el Rev. Ortiz y este es el estudio: Testimonio del Diezmo.

Algunos de ustedes han comentado de cómo Dios ha suplido sus necesidades financieras cuando diezman de sus ingresos.  Sus testimonios también incluyen las luchas financieras que han sufrido cuando no diezman.  Terminan por preguntarme, "¿Cómo puedes explicar las bendiciones que he recibido a través del diezmo?"

Quiero comenzar dando las gracias a todos los que han expresado interés en mis lecciones de no-diezmar.  Su opinión es muy valiosa para mí.  Si no fuera por sus comentarios yo nunca habría preparado estudios como este.  En agradecimiento les daré mi testimonio sobre el diezmo.  Pero antes, contestaré su pregunta.  Así que veamos por qué el diezmo en efectivo aparentemente funciona.

En pocas palabras, la Biblia dice: “Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir."  Esta escritura no se limita a un porcentaje de su ingreso.  Así que cuando usted da, independientemente de la medida, la promesa de Dios entra en vigor.  Por tanto lo que podría parecer estar relacionado con el diezmo es en realidad el cumplimiento de la promesa de Jesús en Lucas 6:38.

Además de esto, debo mencionar que la mayoría de diezmos no resultan para bien.  El hecho de que algunas personas estén testificando de cómo milagrosamente lograron pagar sus cuentas después de diezmar indica que el diezmar dinero es una carga; porque si no fuera una carga nadie testificaría de él.  Nadie testifica de cosas comunes del diario vivir.  Las personas testifican después de luchar con una enfermedad o con problemas matrimoniales, o (como en el caso del diezmo) después de sufrir con cargas financieras.

Los ministros amantes del dinero saben que el diezmar dinero es una carga, [1ra de Tesalonicenses 2:9] por lo que nos dicen que debemos pagarle el 10% de nuestros ingresos y luego tener fe que Dios suplirá nuestras necesidades.  Pero eso es equivalente a saltarse desde un precipicio, esperando que Dios venga a nuestro rescate.  Jesús dijo, "No tentarás al Señor tu Dios."  Mateo 4:7.  Si tenemos el dinero para pagar nuestras deudas en nuestras manos, entonces no es cuestión de fe, porque Dios ya ha provisto para nuestras necesidades.  No podemos entregar nuestro dinero a un avaro y luego esperar que Dios nos dé más dinero.  Así no funciona la fe.

A todos los cargados por el diezmo, Dios dice en 2da Corintios 9:7, "Cada uno dé como propuso en su corazón… no por necesidad."  Cuando en vez de cubrir tus necesidades, le entregas 10% de tu ingreso a la persona equivocada, sólo aumentas las necesidades de la iglesia.  La palabra de Dios es clara en esto, "No debáis nada a nadie."  Romanos 13:8a.

Esto aparte, aquí está mi testimonio sobre el diezmo...

Fui criado en el sur del Bronx.  Mis padres eran inmigrantes.  Mi padre trabajaba en una fábrica, y mi madre era ama de casa con diez niños, y yo era uno de los de en medio.  A pesar de la ayuda gubernamental que recibíamos, hubo días en que nuestra alimentación consistía en harina de avena porque eso era lo único que podíamos comprar.  Cuando yo era pequeño, algunos consideraban que el sur del Bronx era el lugar más pobre en Norte América.  Comencé a trabajar a los 8 años de edad.  Y a los 16 ya vivía aparte.  Esta es la porción agobiante de mi testimonio.  Yo fui criado en la pobreza.

Avancemos al día de hoy.  Ahora, no voy a decirles que edad tengo, pero les diré que tengo más de 50 años de edad.  Y no sólo que no diezmo, pero llevo años enseñándole a miles de cristianos alrededor del mundo que no tienen que diezmar.  Aclaremos este asunto.  Los ministros amantes del dinero dicen que si no le pagamos el diezmo seremos, "malditos con maldición."  Y aquí estoy audazmente enseñándole a millones que no diezmen y yo no diezmo.  Por lo tanto, si lo qué los amantes del dinero dicen es verdad, entonces de todas las personas en este mundo yo sería el más maldito.  Si las palabras "malditos con maldición" se aplicaran a los cristianos y a sus ingresos, yo debería estar en bancarrota.

Sin embargo Dios ha suplido todas mis necesidades.  No le debo nada a nadie.  Mi esposa y mis hijos no carecen de nada.  Ya pronto cumpliremos dos décadas de ser una familia con un solo sueldo.  Jamás hemos contado con el apoyo de amigos o familiares.  No tenemos mamá ni papá a dónde acudir en tiempos de necesidad.  No utilizamos crédito.  Nuestras facturas son pagadas a tiempo.  Nunca hemos recibido aviso por falta de pago.  Todas nuestras necesidades están cubiertas, y tenemos fondos de sobra.  Estamos contando nuestras bendiciones.  ¡Mi copa está rebosando!”  Salmo 23:5.

Por tanto, ahora yo les pregunto, ¿cómo podemos explicar mis bendiciones financieras a la luz de mis acciones en contra del diezmo en efectivo?

Mi éxito financiero comprueba que el diezmo en efectivo es una estafa creada por ministros amantes del dinero para robarles el ingreso a los hijos de Dios.

A diferencia de los amantes del dinero, yo no tengo nada que ganar o perder con decirles la verdad.  Ellos, a lo contrario, quieren ocultarles la verdad porque quieren su dinero.  Pero yo he predicado el Evangelio de mi Señor Jesucristo gratuitamente desde los 15 años de edad.

Millones de cristianos son engañados con la mentira del diezmo en efectivo.  El reino de los cielos sufre violencia, y los que usan la fuerza pretenden acabar con él.”  Mateo 11:12b (DHH).  Los ministros amantes del dinero aman su dinero; no a usted.  Es por eso que se molestan al ver videos que revelan sus fraudes.  Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor.”  2da Corintios 6:17a.

Dé un paso de fe.  Atrévase a confiar en la palabra escrita de Dios, y la palabra de la verdad os hará libre.

Si el espíritu de Dios ha tocado su corazón a través de este testimonio, por favor compártalo con los demás.  Para que otros puedan ser libertados.

Gracias por escuchar.  Hasta la próxima, Dios le bendiga.

No hay comentarios: