¡Bienvenido!

Este blog es para ayudar a los Cristianos que saben que no deben pagar por su Salvación pero se sienten confundidos por la mentira de un diezmo en efectivo. Es ridídulo asumir que un novio le va a pedir 10% del ingreso a su prometida. De igual manera Jesús (El Novio) JAMÁS ha pedido que Su Iglesia (La Novia) le pagara un diezmo en efectivo. No existe manera de merecer el amor de Dios sin embargo El nos ama. Tal amor es incomprensible. Solo resta humillarnos y rendirnos a El sin pretexto alguno.

miércoles, 28 de febrero de 2007

Los Pensamientos de Jesús sobre el Diezmo Mateo 23:23

Qué bueno sería conocer lo que Jesús piensa sobre el diezmo.

Bueno, podemos obtener los pensamientos de Jesús concernientes al diezmo cuando analizamos las palabras de Jesús con respecto al tema de los diezmos.

Mateo 23:23, “Ay de vosotros, escribas y fariseos, ¡hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.”

Jesús le estaba hablando a hombres que eran de buen vivir, y posiblemente ricos. Entonces, ¿por qué Jesús les dice que era correcto diezmar especias? ¿Por qué no los manda a diezmar dinero efectivo de sus riquezas?

Jesús no estaba confundido sobre lo que un diezmo es y Él identifica claramente que el diezmo es comestible y no una forma de efectivo. Por lo tanto, Jesús sabe que el diezmo es comestible aun cuando la persona que diezma es rica.

¿Qué hacían estos ricos diezmando especias?

Solamente se podía diezmar algo que fuera producto de la Tierra Prometida. Los Escribas y Fariseos no iban a abandonar sus carreras prestigiosas para hacerse granjeros.
Para diezmar solo tenían que sembrar especias en una pequeña hortaliza y traer el 10% de las especias al Templo.

Dios estableció un diezmo comestible. En el pasado no existían las neveras o los alimentos enlatados para preservar comestibles. Mas hoy que tenemos muchas maneras de preservar alimentos (cosa que los antiguos jamás se imaginaron) insistimos y demandamos un diezmo en efectivo.

¡Ay! de nosotros, así como los Escribas y Fariseos en el tiempo de Jesús, los ministros de hoy se han olvidado de las cosas más importantes de nuestra fe; Honestidad en la Palabra de Dios, Respeto por las cosas Sagradas de Dios y Amor por esos que Dios ha dejado a nuestro cargo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola,si los politicos,y los pastores de las iglesias,no cobraran dinero,los paises estarian mejor,los politicos serian mas creibles,Y referente a los pastores, SEGURO YA ESTARIAMOS CON CRISTO,pero estan estos falsos profetas detras del dinero,los pastores y serian mas creibles.

Unknown dijo...

Que difícil es entender estas cosas para muchos y para otros nos es fácil.