Vea el video: "Jesús es nuestro diezmo" en YouTube.

Localizado en YouTube.com/user/berthaerika

miércoles, 28 de febrero de 2007

Mal uso de Parábolas

Una Parábola Bíblica es una corta historia que nos enseña una verdad Espiritual.

Ministros utilizan referencias Bíblicas de mayordomia para alegar que su interpretación significa que Cristianos deben dar dinero a la Iglesia o son malos mayordomos. Ministros citan estas Escrituras mientras afirman el diezmo en efectivo, de esta manera declaran que esto es evidencia de un diezmo en efectivo.

La Biblia habla de mayordomia en varios lugares, pero, la mayoria de ministros toman esta idea de mayordomia de dos de las Parábolas de Jesus; la Parábola del mayordomo infiel (Lucas 16:1-14) y la Parábola de los talentos (Mateo 25:14-30).

La Parábola del mayordomo infiel es para administradores. En otras palabras, Jesús le estaba hablando a los Líderes Espirituales de su época. Esta Parábola no concierne a miembros laicos (aun así miembros laicos están llamados a la administración por poco que sea) de la Iglesia, con la excepción de que si la Parábola fuera aplicada a los laicos nadie les puede pedir dinero porque el dar dinero no es lo mismo que el administrar dinero. Esta Parábola no dice den, lo que dice es administren y termina diciéndoles a los Administradores Espirituales de la época que, “No podéis servir a Dios y a las riquezas.” Lucas 16:13b. Lucas 16:14 nos enseña que los Administradores Espirituales de la época no les gusto esto, “Y oían también todas estas cosas los fariseos, que eran avaros, y se burlaban de él.”

La Parábola de los talentos es mayormente dirigida a los que están a cargos de la Iglesia (multi-talentosos) pero también se aplica a miembros laicos (un-talento). Mateo 25:14, “Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.” Jesús es el hombre que se fue lejos (fue al cielo) y llamó a sus siervos (los Cristianos) y les entregó Dones Espirituales para que los pongan a trabajar.

En tiempos Bíblicos un denario era la paga de un dia de trabajo y un talento era el pago por una vida entera de trabajo. Jesús no nos dio talentos en efectivo, pero si nos dio por lo menos un talento Espiritual; aunque la mayoria de nosotros somos multitalentosos espiritualmente. Cuando Jesús regrese nos pedirá cuentas de lo que hicimos con el Talento(s) que El nos dio y esto no tiene absolutamente nada que ver con dinero.

Otra Parábola de Jesús que es utilizada para obtener dinero es la Parábola del sembrador en Mateo 13:1-9. Lo horrorizante de esta práctica es que ni en forma metafórica se refiere esta Escritura a dinero. De hecho, la palabra dinero (en cualquiera de sus formas; talento, oro, etc,) no aparece en esta Parábola.

Repito, la idea que las semillas para sembrar son dinero es anti-bíblica! Ni en sentido figurativo es mencionado el dinero en esta Parábola. Al terminar Jesús aclara que las semillas son el mensaje escuchado del Reino Celestial, Mateo 13:19.

Estas Parábolas no se están refiriendo a cuanto dinero debemos dar a la Iglesia. Estas Parábolas están comunicando que como Mayordomos de Dios debemos administrar la Propiedad Espiritual conocida como el Reino Celestial, utilizando Talentos Espirituales para sembrar la semilla (mensaje) del Evangelio en anticipación de la Cosecha.