¡Bienvenido!

Este blog es para ayudar a los Cristianos que saben que no deben pagar por su Salvación pero se sienten confundidos por la mentira de un diezmo en efectivo. Es ridídulo asumir que un novio le va a pedir 10% del ingreso a su prometida. De igual manera Jesús (El Novio) JAMÁS ha pedido que Su Iglesia (La Novia) le pagara un diezmo en efectivo. No existe manera de merecer el amor de Dios sin embargo El nos ama. Tal amor es incomprensible. Solo resta humillarnos y rendirnos a El sin pretexto alguno.

miércoles, 28 de febrero de 2007

¿Qué es el Diezmo? Malaquías 3:10

Malaquías 3:10 “Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.”

En esta Escritura, Dios nos ha dado una clara e informativa interpretación de lo que los diezmos son. Dios Todopoderoso usa las parabras, ‘alfolí’ y ‘alimento’ para identificar lo que se le ha robado. ¡En ningún lugar de este versículo menciona Dios las palabras, dinero, oro, plata o alguna otra forma de efectivo para describir o definir el diezmo!

Estoy al tanto sobre el argumento alegatorio que dice no haber dinero efectivo durante ese tiempo y que por lo tanto el pueblo (siendo granjeros) utilizaban la comida en lugar de efectivo. Vamos a aprender cuan gran mentira es esta alegación, pero antes de eso, tenemos que entender que el que se atreva a añadirle o quitarle cosa alguna a la Palabra de Dios se las va a tener que ver con Dios. “Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro y Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.” Apocalipsis 22:18b y 19b

Esta bien que utilicemos la historia como fuente para comprender la Palabra de Dios, pero esta opción no es válida cuando lo que buscamos en la historia ya se encuentra en la Biblia. Si, la disponibilidad de efectivo ya se encuentra registrada en la Palabra de Dios (lo cual vamos a ver en un momento) debemos aceptarlo así. El salirnos de la Palabra de Dios para observar lo que es obvio a nuestro entender es apoyarnos en nuestra propia prudencia.

La Biblia nos enseña en Malaquías 3:10 que el Diezmo Divino era comida y debemos honrar Su Palabra porque ella incluye datos indicativos de que habia suficiente dinero efectivo para tener un Diezmo en efectivo si Dios lo hubiera deseado así.

Aqui esta la evidencia:

Prueba que el efectivo era bien conocido y usado durante el tiempo de Abraham, tanto asi que era sujeto a cambios de valor, Génesis 23:16b, “cuatrocientas monedas de plata, moneda corriente entre los comerciantes.” (NIV)
Prueba que oficios (como alfareros y carpinteros, los cuales necesitan efectivo para ser) eran considerados antiguos durante las epocas Bíblicas. 1 Crónicas 4:22b Y 23a, “quienes (según crónicas muy antiguas) antes de volver a Belén se casaron con mujeres moabitas. Éstos eran alfareros.”
Prueba que mercaderos y oficiantes eran tan abundantes como para ser considerados una fuente monetaria para los reyes. 2 Crónicas 9:14a, “sin contar los impuestos que pagaban los mercaderes y comerciantes.”
Prueba que cientos de miles de Israelitas si tenían acceso y utilizaban efectivo de acuerdo a Deuteronomio 14.

De acuerdo a Deuteronomio 14:24-26, los Israelitas que vivían lejos del lugar que Dios escogió para los sacrificios, debian cambiar su diezmo a plata para así viajar mas lijeros. Al llegar al lugar de sacrificio ellos utilizaban la plata para comprar su diezmo otra vez. De acuerdo a Éxodo 12:37, 600,000 hombres salieron con Moises de Egipto camino hacia la Tierra Prometida. Un porcentaje conservativo de esos que vivían muy lejos del lugar de sacrificios para cargar su diezmo sería el 50% o 300,000 hombres. Desde el comienzo 300,000 hombres fueron dirijidos por Dios a utilizar efectivo y este número creceria con el pasar de cada año. Dios le dio a 300,000 de Sus hijos la orden de utilizar efectivo para viajar; por lo tanto la Biblia enseña que el efectivo era abundante y disponible. El saber esto nos debe causar sospecha de toda persona que se fije en la ‘historia’ para contender que no existía dinero en efectivo.

Estos son unos pocos ejemplos Bíblicos de la abundancia de dinero efectivo. Hay muchos ejemplos más; como el de Éxodo 30:11-16 donde todo varon (más de 600,000 en total) tenía que hacer expiación con dinero! ¿Parece increible? Lea Éxodo 38:26 y verá que 603,550 hombres participaron en el censo y pagaron el medio siclo!