¡Bienvenido!

Este blog es para ayudar a los Cristianos que saben que no deben pagar por su Salvación pero se sienten confundidos por la mentira de un diezmo en efectivo. Es ridídulo asumir que un novio le va a pedir 10% del ingreso a su prometida. De igual manera Jesús (El Novio) JAMÁS ha pedido que Su Iglesia (La Novia) le pagara un diezmo en efectivo. No existe manera de merecer el amor de Dios sin embargo El nos ama. Tal amor es incomprensible. Solo resta humillarnos y rendirnos a El sin pretexto alguno.

domingo, 6 de octubre de 2013

La Razón de Vivir, página cuatro.


  Como resultado de juzgar a ángeles (y también por otras razones) tenemos diferentes funciones en Cristo y en nuestra vida cotidiana.  Existen diferentes rangos en los seres celestiales (con Dios siendo la cabeza de todos), por tanto es discernible que alguien como Moisés sea inadecuado para juzgar a un angel subordinario que jamás estuvo al comando de otros, aunque si estuvo de acuerdo con el plan satánico de quitarle el puesto a Dios.  Un ángel de este nivel señalará a Moisés diciéndole, ‘¡te es muy fácil acusarme porque tu haz estado al cargo de millares, pero yo jamás he disfrutado de ese privilegio!’  En toda probabilidad, Moisés juzgará a algún ser celestial de alto rango.
  Por esto, “a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo.” Efesios 4:7. Esto NO significa que Pastores y Predicadores son mejores ante Dios.  Aunque paresca increible a nuestro entendimiento, esto significa que los creyentes tranquilos que no disfrutan de las glorias cristianas de este mundo (como los cantantes, tele-evangelistas, estrellas cristianas, etc.) son de más importancia en relación con el juicio final.  Debido a su estilo de vida subordinado, estos simple cristianos son estratégicos para el juicio de Dios.  Ves, en esta vida tendemos a mirar con menosprecio a los subordinados del pueblo.  Por ejemplo, no pensamos noblemente de un trabajador de fábrica o de taller.  La gente no dice, ‘mi padre es un trabajador de fábrica’ con el mismo orgullo que dirian, ‘mi padre es el administrador de la fábrica’.  Pero al igual que Lázaro y el rico, en la próxima vida estos subordinados del pueblo encontrarán que han vivído de acuerdo al plan Divino.  Esto no es cierto porque lo digo yo; aquí lo tienen, directo de la Palabra de Dios.
  Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres.” [Efesios 4:8] Los cautivos son los Pastores, Predicadores Y Maestros de Su Palabra y los hombres que han recibido estos dones son los miembros congregacionales que están sentados ante ellos.  Por tando, de acuerdo con este versículo, los líderes eclesiasticos de esta vida son prisioneros cautivos!  Y los miembros congregacionales o subordinados del pueblo son los que reciben a estos cautivos como regalos de parte de Dios!  Esto era una práctica común en tiempos de guerra.  El rey victorioso tomaba cautivos y se los regalaba a sus familiares, amigos, etc.  Por esto es que a los ministros se le conoce como siervos del Señor.  Nosotros los ministros y siervos preparamos el alimento espiritual (como este mensaje) para nutrir su alma.  El propósito es que su fe continue creciendo a pesar de las dificultades de esta vida y esto para prepararlo para el juicio venidero.  Todo esto es parte del plan Divino y estratéjico de guerra.  Por esto es que los Pastores tendremos que, “dar cuenta” por nuestras acciones tocante a los miembros congregacionales (o subordinados del pueblo) de la Iglesia.  Escrito está en Hebreos 13:17a, “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta.”  Ves, los miembros subordinados del Cuerpo de Cristo sólo darán cuenta por ellos mismo, pero los Pastores darán cuenta por ellos y por los miembors congregacionales del Cuerpo de Cristo.

No hay comentarios: