¡Bienvenido!

Este blog es para ayudar a los Cristianos que saben que no deben pagar por su Salvación pero se sienten confundidos por la mentira de un diezmo en efectivo. Es ridídulo asumir que un novio le va a pedir 10% del ingreso a su prometida. De igual manera Jesús (El Novio) JAMÁS ha pedido que Su Iglesia (La Novia) le pagara un diezmo en efectivo. No existe manera de merecer el amor de Dios sin embargo El nos ama. Tal amor es incomprensible. Solo resta humillarnos y rendirnos a El sin pretexto alguno.

domingo, 6 de octubre de 2013

La Razón de Vivir, página dos.


  Problemas de rebelión no ocurren cuando todos son sumisos.  Estos problemas ocurren cuando alguien dice, ‘la persona encargada (el lider) está errado.’  Seres inteligentes no comienzan una revolución simplemente porque no encuentran que más hacer [aunque entre humanos se ha visto este fenómeno].  Satán y sus ángeles insubordinados tuvieron una serie de pensamientos torcidos que culminaron en rebelión.  Y el proceso de estos pensamientos (aunque erradas eran sus ideas) fue tomado en consideración cuando el plan para el ser humano fue desarollado.  Nota: algunos creen que la caída de Satán fue después de la creación del hombre; pero ambas opciones son irrelevantes para un Dios que todo lo sabe.  Y en Génesis 3:1 encontramos que Satán es maligno desde el principio.  Ves, Dios no fue tomado por sorpresa cuando Adan pecó.  El árbol del conocimiento del bien y del mal no fue dejado en el Jardín del Edén por equivocación.  Si eso fuera cierto, nuestro Dios Omniciente hubiera cometido un error.  El árbol del conocimiento del bien y del mal fue puesto en el Jardín del Edén a propósito.  Era parte del Plan Divino.  Era para que todos lo vieran, por eso fue puesto, “en medio del jardín” y no a uno de los extremos del Jardín.  (Vea Génesis 2:9)
  Dios fue acusado de iniquidad y por Su gran amor, tenía que desarollar una manera de mostrarle a toda Su creación (incluyendo a los ángeles caídos) que El es justo y recto.  Y para esto, Dios necesitaba una entidad con las siguientes cualidades:
1.      Esta entidad tendría que comenzar la vida en inocencia; sin saber lo bueno o lo malo.  A tal grado que aun en el huerto estaba el árbol de la ciencia del bien y del mal.
2.      Esta entidad tendría que vivir sin ver ni oir a Dios o Sus maravillas celestiales; Y esto no era cosa fácil ya que Dios es El creador de todas las cosas.  Esto se conoce como la semejanza de Dios.  En otras palabras, así como Dios nunca ve a otro mas eminente que El, similarmente, el hombre no puede fisicamente ver a otro con más grandeza.  Éxodo 33:20b, “no me verá hombre, y vivirá.”
3.      Esta entidad necesitaría poder similar al de Dios; es decir, poder para escojer o tomar decisiones, autoridad sobre su mundo, poder para reproducirse (o sea, los ángeles no se reproducen, pero nosotros sí, vea Mateo 22:30 y Marcos 12:25), etc; esto se conoce como, Su Imagen.
4.      Esta entidad debería pasar las pruebas y sinsabores de la vida y en algún momento tomar un paso de fe y decir, ‘hay un Dios Creador’.  Y de esta manera declarar que Dios es virtuoso.
  Sólo un ser con estas características podría aclarar la duda de Dios y su virtud, pero ninguna criatura en toda la creación divina era apropiada para esta labor.  Por tanto nuestro Dios Omniciente tuvo una idea y dijo, “Hagamos al hombre.”
  Esta es una de las razones por la cual fuimos creados y recibimos autoridad en la Tierra.  No somos seres que aparecieron aquí de la nada, sin razón o propósito.  Dios nos hizo, “poco menor que los ángeles, [Elohim] Y lo coronaste de gloria y de honra.” Salmo 8:5.  Nota: En Hebreo Elohim es Dios; por tradición Judia esta palabra fue traducida como ángeles.  Esta costumbre fue desarollada por respeto al nombre de Dios, vea Éxodo 20:7.

No hay comentarios: